A una grulla…

Baek Kui (772-846 D.C) escribió este bello poema:

A una grulla
A una grulla

Los hombres tienen gustos

diferentes.

En las costas del mundo

no hay criterio

universal.

¿Quién dice que eres más bella

cuando vuelas?
Me gustas más cuando te pones en píe.

—————————————————————————————————————–

Sin duda la lectura de este poema nos lleva a reflexionar sobre la necesidad de que el poema transmita una emoción, que haga vibrar el interior. Si somos como estanques y un poema, al igual que una piedra, cae y se hunde propagará ondas en todas direcciones que nos recuerden que somos algo más que materia inerte.

Porque la piedra cae,

el silencio se turba,

el agua se mueve…

…pero, ¿quién tira la piedra?

El poema expuesto al inicio, que puede considerarse como un buen ejemplo de poesía zen, incorpora uno de los elementos básicos del zen que es reconocer en la realidad experimentada una profunda verdad que busca la vía de ser revelada a través del poema. Pero hay otras vías: la meditación, la contemplación. Todo un mundo por descubrir.

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s