Decantaciones, rima, nado y métrica atravesando el Lago Sanabria

Título: Fue

Autor: Jesús Hilario Tundidor

Editorial: Cálamo Poesía

Por: David 2 Calificación: ** (interesante)

Revisado por: Ingrid Bórquez

 

Fue. Jesús Hilario Tundidor

¿Quién canta

ahora en las calles de la borrachera?

Extracto de XIII de Cátedra de San Jorge

 

Es increíble como una simple anécdota puede dotar de un nuevo contenido la imagen que se pueda tener sobre una persona. Resulta que Hilario Tundidor es el poeta del Lago, del Lago de Sanabria.  Ese mismo pedazo de masa de agua dulce, de origen y espíritu glacial fue atravesado a nado por la persona y fue el poeta quien arribó al otro lado.

Fue es un extraño y encantador poemario, oscuro tanto en su primera (Ojo de la Lluvia), como segunda parte (Cátedra de San Jorge). El propio libro es definido por el autor como “una de sus mejores y más intensas experiencias creadoras poéticas.” En este trabajo, el autor sigue materializándose la poesía de ruptura continuada del ritmo, tan marcada en el autor, se aprecia una oscuridad usual y una constante presencia de la muerte poco velada en la composición. El verso está bien cuidado y el uso del lenguaje es notable, no obstante se agradecerían algunas acotaciones y/o notas a pie de página a fin de hacer más accesible el trabajo al no erudito. Citamos algunos ejemplos: pechinas, cúpul, hetairas, tántala… entre muchos otros ejemplos que quizás pudiesen servir de títulos ad hoc para nuevos poemarios.

El amor y quizás el excesivo apego a las estructuras clásicas, están presentes en gran parte de la obra a los que habría que añadirsele el uso de un espacio y un tiempo poéticos propios junto con un marcado ritmo apoético (este término es propio). Sin duda la poesía que podrá encontrar el lector (ya ciertamente avanzado), es una poesía culta, críptica, oscura, quizás en exceso… pero ¿qué hay detrás de esta estructura? La extraña tensión que destila la obra sin duda puede situarse entre diálogos presentes entre la vida y la muerte, entre lo que es y lo que fue.  La marcada tendencia en Tundidor a mirar hacia el pasado es también evidente.

P1-Ojo de la lluvia está conformada en torno a ocho composiciones de prosa poética. Tal y como cierra su poema  y VIII :

“Y uno penetra y sabe que nunca llegará a ningún sitio. Mientras que el ojo de la lluvia escucha, otea, indaga, ve en los híspidos vientos la vanidad inútil de la perduración.”

P2-Cátedra de San Jorge, constituye el núcleo central del trabajo.  Algunos poemas como IX, resultan particularmente crípticos y difíciles de desarmar, para una posterior degustación intelectual:

“Restablecida sobre/ la acrotera, la más hermosa de las doncellas áticas, hija de Fidias, que lleva/ha sonreído/ después, bajo la media luna del tiempo / la menorá o la cruz.”

Mientras concluya la lectura de Fue, piense en cruzar también a nado el Lago de Sanabria. Es un gesto noble, quizás absurdo pero repleto de romanticismo. Cuando esté braceando piense en la leyenda de la ciudad que, dicen, yace encantada bajo las aguas del gélido lago. Una ciudad que con una arquitectura quizás análoga a la curiosa lírica de Cátedra de San Jorge, también Fue.

Que lo disfruten.

PD: Dejamos a nuestros lectores un interesante enlace donde es el propio autor quien dará más detalles de su trabajo: http://www.conoceralautor.com/libros/ver/MjU0Ng==

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s