una tarde en la plaza de armas_breve relato poético del sur del mundo

Del trabajo: “perro vago”

Autor: David Blanco

 

sí, es cierto lo que dicen aquellos que piensan

que Santiago es una ciudad bipolar,

la ciudad impuesta a los Andes

en mitad de un valle.

 

sí, fue construida para poder dejar de caminar.

 

 

Llama la atención porque resulta un espacio compartido,

donde el norte y el sur parecen haberse fundido.

ensimismada

erigida sobre el centro, más al sur del mundo.

 

Si el caminante camina y se sienta en sus bancos mientras suena un tango,

se irá con las mismas preguntas consabidas con las que entró:

  • es cierto que a la noche salen “cocodrilos”   ¿1
  • donde está Inés de nadie ¿2

En algunas conversaciones a mi alrededor sale el tema:

“Chile, ¿quién conoce a Chile?”

“pisco peruano”

 

De vez en cuando algún anciano descuidado,

se confunde desafortunadamente con el desafortunado sin techo,

el manjar y el mate se mezclan en el gaznate sin distinción

los perros vagos se “huelen el culo”,

sin que les importe ser de la Chile o la Católica,

los pintores desordenados se imaginan ser Andes, ser cóndor, ser cielo.

 

De vez en cuando la tierra ruge.

 

De la comunidad de españoles, extrañamente se sabe algo

y resulta extraño pero lógico. Tanta cuadra ordenada choca con tanto desorden patrio.

¿Será que acuden a otros lados a buscar su santo grial?

(que para quien no los sepa tiene forma de cuenco de greda con sangria).

 

Mirando a los Andes, no ven más que montañas opacas

silenciosas pero siempre presentes,

que sin saberlo alguna vez cruzamos para llegar acá.

 

No, cuando miran los Andes  esperan ver otra cosa,

quizás molinos, quizás respuestas,

quizás su reflejo bajo el cielo.

 

***

Siguiendo el recorrido, en otra parte de la plaza,

uno se encuentra de frente con Santiago Apóstol.
¿Qué hace ahí? / ¿Las dos Santiagos la de Chile y Compostela hermanadas?

campus estelae: carpe diem filliae, ab aeternae tempus fugit 

(campo de estrellas: disfruta el momento hijo, desde la eternidad el tiempo vuela)

***

Uno podría esperar poder encontrar en este pequeño microcosmos,

una síntesis del país pero lo que parece encontrar,

es más bien el resumen de una geografía ajena.

 

Uno debería poder encontrar los mismos contrastes,

que uno encuentra al ir de la pintana a lobarnechea,

alguna dulcinea… ¡es eso, exacto!

 

Una tremenda inmensidad separa a las dos Santiagos,

y la estatua hecha en piedra que no me es ajena,

parece mirarme y entenderse también emigrada.

Salgo de ese pensamiento,

 

***

De cara tengo esa foto,

la de la portada del libro “Ciudad Quiltra”.

Sin duda este espacio está preñado de gente extraña,

de gente perdida, ociosa, turista, aburrida, evangélicos aburridos,

y en alguna esquina alguna mujer de la vida.

 

Van y vienen ciudadanos de todas las comunas,

salen y entran y se difuminan entre más gente.

Se trata de un fenómeno extraño,

ejecutado en pocos parsecs.
Gente que sale y entra,

así es como venimos al mundo,

así lleva sucediendo desde antes de que el Universo se pensase

y eso.

***

“Dios te ama y tú no deberías estar así, El va a llevar a su Iglesia al mundo de los cielos”,

entonces pienso “por dios que lo haga pronto”.

Sírvase de ejemplo de la retahíla evangelista.

***

La plaza me selecciona al azar

y me invita a sentarme en uno de sus bancos,

a mi lado una mujer lleva en un paquetito de papel azul velas:

  1. Negra: protege contra los hechizos.
  2. Padre Pío: protección total.
  3.  Verde: atrae la suerte.
  4.  Caléndula: suerte total en todos los aspectos.
  5.  Vela amoníaco: descarga total.
  6.  Café o marrón: guardián invencible de la buena marcha de los negocios.
  7.  Suerte rápida: lo dice todo.
  8.  Opium: unión de parejas.
  9. … y otras tantas

 

***

La noche me abraza,

el verano es ya tan solo como un rumor lejano,

el cambio en la tonalidad de las hojas dan un aviso,

y una leve brisa andina confirma todo lo demás.

 

Me levanto y con paso firme camino y camino más rápido,

comienzo a girar al rededor de la plaza,

y todo lo que en ella se contiene gira conmigo.

 

Los carabineros forman,

las estrellas brillan sobre nuestras cabezas,

y todo lo que dentro de ellas permanecía apagado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s