Tras los Passos de Pessoa

Autor: David Blanco

Título: “Ferro 28”

Fernando Pessoa resulta ser una de esas figuras icónicas de Portugal, de sus gentes, de sus calles y de la literatura. Recuerdo que en las paredes de la estación de metro de “Parque” estaban anotados varios pasajes poéticos de diferentes autores, principalmente portugueses junto con representaciones de los antiguos mapas europeos del mar tenebroso y de las extrañas criaturas que poblaban éste.

¿Se puede ser Pessoa entre la multitud? Para mí Fernando Pessoa es el fado, es la saudade, la brisa del mar, del océano,la síntesis de esa ensenada tranquila de esa Lisbona de los romanos, la que dío origen a la actual Lisboa. Dicen en Portugal “que quien no vió Lisboa, no vió cosa buena”, (obviamente en portugués tiene otra música, otra sonoridad). Leer un Poema de Pessoa es transformarse en Pessoa entre una masa de gente, es recorrer Lisboa, Alfama en su tranvía número 28, es recorrer los surcos de la memoria de un pueblo – puede que abandonado – inseguro de sí mismo o de su futuro, triste en un entorno urbano preñado de luz y de doença.

En el presente trabajo quise combinar y extrapolar todas esas emociones, todas esas visiones en una imagen recurrente pero cotidiana. Los colores están aumentados, como las emociones que transmite Pessoa en sus poemas, en su pensamiento convertido en bronce frente a ese famoso café en el Barrio Alto.   Sí, sin duda, Fernando ya es eterno.

Recordando Lisboa y las frases de Pessoa.
Recordando Lisboa y las frases de Pessoa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s