Oculta poética del útero etéreo – Parte I: “Y Dios me hizo mujer”

Sólo el alma sabe cómo cantar

En el vórtice del mar. (Suicidio, Kamala Suraiya Das)

Autor: David2

Siempre he pensado que la poesía escrita por mujeres está más concebida desde algún punto remoto entre las entrañas y a emoción que a partir de la pura razón. Quizás debido a ello, a su potencia nacida desde el inconsciente y multiplicada por una suerte de fuerza creadora -que quizás explique porque son el taller del ser humano (según afirma la poeta Gioconda Belli)- se trate de un tipo de composición que desafíe el standard de poesía masculina.

No se puede competir con lo que no se tiene y resulta claro que el mundo poético es  un mundo repleto de ego y testosterona reconvertida en tinta donde lo único importante parece ser la competencia y que hablen de él y de su libro. Resulta cierto que la poesía escrita por ellas es como el rumor natural que mana de un bosque primigénio, como el rumor del río o de los ríos que uno puede escuchar al alba en el Parque Nacional Conguillío (Araucanía chilena), mientras despunta el alba y bosque, nube y animales ocupan sus posiciones en el decorado natural. Y es que ellas suelen estár como mínimo más sintonizadas por la naturaleza, escuchan mejor sus ritmos y se mecen mejor en sus olas. En el poema “El suicidio” la poeta Kamala Suraiya Das declama en silencio:

¡Oh mar! / Vaca generosa / Tú y yo somos grandes fracasos. / Somos demasiado sentimentales / Para nuestro propio / Bien / Las luces se mueven en la orilla, / Pero no volveré. / Mar, devuélveme mi cuerpo /

En contraposición poetas como Aleixandre afirmó:

árboles, mujeres y niños, / son todo lo mismo: /  Fondo.

En general en la poesía escrita por mujeres, el enfoque y el foco suele centrarse precisamente en ese fondo aparentemente despreciado por Aleixandre (al que tanto admiro) lo que desde nuestro punto de vista constituye el principal aporte a la poesía respecto al enfoque femenino. Y resulta natural que esto sea así.

Cabría preguntarse entonces por qué siempres se ha planteado supuestamente la existencia de cierto tipo de discriminación respecto a la poesía femenina; puede que la explicación se encuentre encerrada dentro de la propia naturaleza de la poesía ya que al igual que sucede con la verdad está es difícilmente soportada por el común de los mortales.. peor aún por tanto si esta viene tamizada por una visión desprovista del filtro patriarcal y enfocada desde la viva expresión de las fuentes de la naturaleza.

***

Nota del autor:

En las diferentes entregas de “Oculta poética del útero etéreo”, exploraremos las vertientes de la poesía femenina desde múltiples ángulos, revisaremos los principales trabajos, descubriremos poetas todavía cubiertas por el peso de la historia y del desinterés e intentaremos desgranar el porqué se trata de un valor en alza que irá (sin duda), recuperando el terreno prohibído en los últimos años para poder acabar ocupando el lugar que merece en el ámbito literario.

Todo ello sin olvidar (por supuesto), que el exceso de análisis causa parálisis.

 

 

 

Anuncios