Más huemul y menos cóndor


Chi, Chi, Chi

“Más huemul y menos cóndor”, o ese era el lema prodigado por Mistral el referencia a los dos animales que forman parte de los elementos del escudo de Chile. El escudo de Chile está compuesto por una serie elementos y colores, plumas, un cóndor, un huemul, una estrella, el color blanco para recordar las nieves de sus cumbres, el color rojo por la sangre de aquellos que la perdieron por defender su independencia (entiendo que debiera considerar también la de mapuches y otros pueblos originarios que tuvieron que enfrentarse dos veces por partida doble frente a españoles y chilenos), el azul de su cielo y del sempiterno pacífico y un texto que reza, “Por la razón o por la fuerza”. 

¿Se puede reinterpretar la bandera de un país? Como reconfigurar los elementos simbólicos que la componen para dotarla de un nuevo contenido, de un nuevo significado. En nuestra humilde propuesta creo que podrían considerarse las estrellas que pueden observarse a través de los cielos más limpios, despejados y aptos para la observación astronómica del mundo. Aún retengo en mi retina la belleza del cúmulo “El joyero” que pude observar en las proximidades de la tranquila Vicuña en una hermosa noche de silencio sobre Elqui. Brillaba la Luna Llena mientras recordaba este extracto poema de Mistral “Valle del Elqui”: 

“Hay una paz y un hervor, 

hay calenturas y oreos

en este disco de carne

que aprietan los treinta cerros”. 

Solo por estar ubicados en Chile, en proyectos como Alma, Chile tiene acceso directo (sin haber realizado directamente ningún tipo de inversión), el 10% del tiempo de observación gracias a un acuerdo con el Observatorio Europeo del Sur (más conocido como ESO). Las uvas destinadas a la exportación o a la producción de pisco jalonan los tranquilos valles del Elqui mientras águilas como la que pueden ver a la derecha de la composición, observan a los pobres térreos desde el azul cobalto del cielo. El verde esmeralda representaría el color que al natural tienen algunos depósitos de cobre, y el negro representaría la profundidad de ese cielo nocturno cubierto de estrellas. La estrella que se ha representado en el lado izquierdo está puesta en negativo y fundida con el rojo porque ha veces una estrella roja, una estrella sangrienta, parece haber guiado los destinos de Chile. También es el color de la lava que pueda ser proyectada desde sus más de 200 volcanes con mayor o menor grado de actividad. 

La expresión “Chi, Chi, Chi” está relacionada con el cántico con el que muchos chilenos animan a su selección a la que llaman “la roja”. Sí, ¡que viva Chile! Pero por la razón, en igualdad y nunca por la fuerza. 

Y nos vamos a otro lado con este otro extracto del poema “Despedida” del trabajo póstumo “Poema de Chile”, por su puesto también de Mistral: 

“Ya me voy porque me llama

un silbo que es mi Dueño, 

llama con una inefable

punzada de rayo recto: 

dulce-agudo es el llamado 

que al partir le conocemos”. 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .