Segundo número de la Revista de Crítica y poesía contemporánea Crátera: en las trincheras de la belleza poética.

Autor: José Carlos Rodrígo Breto

El segundo número de la Revista Crátera, perteneciente a la pasada primavera de 2017, vio la luz hace un tiempo, y ya es hora de comentar este milagro editorial producto de un grupo de soñadores, de amantes de la poesía, de poetas mayúsculos que se han empeñado en sacar adelante algo tan complejo como una revista literaria y algo tan imposible como una revista literaria de poesía. Para mí, son unos héroes.

En Verde Luna ya os hablamos de la presentación del número cero, también considerado como número uno a efectos contables, de esta revista:

https://verdeluna2012.wordpress.com/2017/05/25/presentacion-de-la-revista-de-critica-y-poesia-contemporanea-cratera-poesia-para-tiempos-deshumanizados/

Aquella primera entrega ya parecía insuperable, pero este segundo trago de Crátera nos ofrece más calidad, más poesía y mucho más de todo aquello que hace de la revista un referente internacional entre las revistas de crítica literaria.

Como siempre, la revista empieza con esa impagable galería de inéditos, especialmente cedidos para Crátera. Este número dos incluye valiosos poemas inéditos: destacan los de Luis Antonio de Villena, Jorge Reichman y Vanesa Pérez Sauquillo, entre otros nombres de referencia de la poesía actual.

Gregorio Muelas y Jose Antonio Olmedo López-Amor son dos apasionados del haiku, dos haijines en perpetuo estado de asombro. Por eso, desde el principio, no han querido descuidar la presencia de este género tan complejo como fascinante en la revista. Bajo el epígrafe de La mirada de Basho presentan diferentes haikus. En esta ocasión de Felix Arce, Mila Villanueva y Xaro Ortolá.

Y como un empeño personal, los directores de Crátera se han propuesto, además, continuar con la difusión de la poesía visual y experimental, a la que también dedican una sección muy estimulante.

Notable es la sección de Traducción. En esta ocasión, el esfuerzo de Elisabeta Botan es para la traducción de un poema del rumano Robert Şerban, y el de Natasa Lambrou para verter al castellano una curiosa poesía escrita a dos voces por los griegos Stela Sourafi y Ceofanis Panaigiotópoulos.

La sección central que separa la parte poética de la parte de crítica literaria siempre está dedicada a una entrevista. En esta ocasión, Jorge Ortiz Robla charla con Ignacio Escuín Borao, director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, además de doctor en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, crítico y —obviamente— poeta.

La sección de Investigación aporta un trabajo de Gema Astudillo sobre la correspondencia entre la poeta Hilde Domin y el escritor Max Aub. Lo que da paso a la sección de reseñas y críticas literarias sobre poemarios y novedades editoriales. Entre ellos, destaca la crítica que de la Antología de Francisco Brines realiza el prestigioso crítico Jose Luis Morante.

La sección Leído por presenta un estudio de poemarios algo más breve en comparación con la sección anterior. Mención especial merece la visión de Ramón Campos sobre la obra La noche de Europa del singular Dionisio Cañas y la de Antonio Praena sobre una Antología de Montserrat Abelló.

Sin duda, otro monumento a la crítica literaria y a la poesía de calidad en este nuevo número de Cratera. Un regalo para el lector ávido de buenas publicaciones y para quien desee encontrar un radar que le permita moverse con certeza en el complejo panorama lírico actual.

Anuncios

PRESENTACIÓN DE LA REVISTA DE CRÍTICA Y POESÍA CONTEMPORÁNEA CRÁTERA: POESÍA PARA TIEMPOS DESHUMANIZADOS

Autor: José Carlos Rodrigo Breto

El pasado 21 de abril, envuelto en las celebraciones del día del libro, se celebró en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Alcalá de Henares algo que podría calificarse como un acto doblemente heroico: la presentación de Crátera, una nueva revista de poesía, y del libro de haikus La soledad encendida. Doblemente heroico, en efecto, porque en los tiempos que corren para las humanidades, la literatura, y no digamos ya para la poesía, demuestra un arrojo rayano con la inconsciencia plantearse la publicación de una “Revista de crítica y poesía contemporánea”, tal y como se define la publicación. Y no digamos ya, además, hacerlo coincidir con un libro de coleccionista, una extraña joya artesanal y preñada de haikus, editada por Ultramarina Cartonera, un extraordinario trabajo al que dedicaremos una reseña, en esta misma bitácora, más adelante.

Los autores del proyecto Crátera son tres poetas de largo recorrido: Heberto de Sysmo, sinónimo de José Antonio Olmedo López-Amor, Gregorio Muelas y Jorge Ortiz Robla. Estos poetas, radicados en Valencia, quieren prestarle atención, con una periodicidad trimestral, a los vericuetos de la poesía que se realiza actualmente, y no sólo en su Comunidad Autónoma, sino en cualquier lugar del mundo. Con esa vocación universalista nace la revista, y lo demuestra bien pronto: en este primer número se incluye un apartado de traducción que nos trae la voz de un poeta ruso, Robert Rozhdestvensky, en la traslación de Natalia Litvinova; de uno rumano, Mircea Petean, a cargo Elisabeta Botan; del premio Nobel italiano, Eugenio Montale, en un trabajo de Carlos Vitale, y de la alemana Hilde Domin, adaptada por Gema Estudillo.

Una crátera es una vasija que, preferentemente, se utilizaba para almacenar una mezcla de agua y vino que se servía en las comidas de la antigüedad clásica. Con semejante naturaleza, no es de extrañar que esta revista-damajuana guarde en su interior una combinación poética de alta graduación en cuanto a la calidad de lo ofertado. En primer lugar, una pléyade de poetas nacionales de la talla de Siles, Guinda, Veyrat, Azaústre… que además se agrupan bajo un delicioso epígrafe: Inéditos, lo que hace aún más atractiva, si cabe, esta selección. Después, La mirada de Basho, un apartado que continúa la pasión de los directores de la revista por la forma del haiku y en el que Susana Benet, Ricardo Virtanen y Gorka Arellano exhiben buen hacer y músculo poético. Además, un llamativo apartado dedicado a la poesía experimental, con los artefactos visuales de Atilano Sevillano y Rafael Marín.

Como la revista se define “de crítica”, no permanece ajena a la hora de realizar una serie de lecturas de poemarios en el apartado de Reseñas, que se complementan con otras valoraciones algo más breves en el apartado Leído por, y que todas en conjunto forman un corpus crítico que se culmina en la sección de Investigación con un trabajo de Justo Serna sobre los aforismos de Juan Ramón Jiménez. Después de este despliegue poético y crítico, la revista Crátera todavía ofrece más, en la forma de una entrevista a Marcus Versus, escritor y director de una editorial independiente de poesía. Sin olvidarnos del magnífico dibujo de la cubierta de la revista, una ilustración que el poeta y grabador Juan Carlos Mestre ha cedido especialmente para la ocasión.

De igual manera, en la presentación de la revista también se nos ofreció más: intervino la traductora Elisabeta Botan, que hizo las veces de maestra de ceremonias, y se nos regaló un interludio musical que culminó este esfuerzo heroico de un grupo de poetas que pretende hablar y escribir sobre poesía, sobre humanidades en tiempos deshumanizados.

Solo resta ya, servir el vino albergado en el corazón de esta crátera poética y que el aedo comience con el recital de sus páginas.

 

Nota: El autor del presente post dispone de permiso por parte de la propia Revista Crátera para la reproducción de la foto de portada que lo acompaña y que ilustra su número 0.