II Coloquio de poesía Chilena en dictadura y postdictadura

Cita imperdible, detalles de la ubicación en el siguiente enlace:

http://www.facso.uchile.cl/servicios/58985/ubicacion

II Coloquio de poesía chilena en dictatura y postdictadura

Anuncios

Jornadas poéticas en Café Literario Santa Isabel de Providencia

Os invitamos a participar en estas interesantes jornadas poéticas a celebrarse durante este sábado 15 de junio. El programa es el siguiente:

Stand Up Poetry

 

Os dejamos el enlace con el detalle de actividades:

Destacados poetas participarán en jornada de poesía en Café Literario Santa Isabel de Providencia

 

 

Día Internacional de la Poesía: La Luna Grande; homenaje a Federico García Lorca

Cátedra Gabriela Mistral en Letras UC

Por: Marianne Leighton

Revisión: David Blanco

Invitación para la participación en el curso abierto “Valorización del ecosistema en Mistral. Diálogos literarios chilenos-franceses”, realizado entre los días 10 y 11 de enero de 2019.

“roto el silencio/no atinaremos a llamarla ausente”

 

Un 10 de enero de hace 61 años fallecía (1957) en Nueva York la poeta e intelectual chilena más importante de nuestra historia: Gabriela Mistral. Otro 10 de enero, pero del presente año, 2019, se inauguró públicamente la Cátedra Gabriela Mistral, iniciativa conjunta de la Universidad Católica y la Universidad de Magallanes. Por parte de la UC, la cátedra está coordinada por la académica y crítica literaria chilena Magda Sepúlveda Eriz, quien explica que la cátedra busca acercar la obra mistraliana a la comunidad, desde teorías críticas actuales. Se trata de un gesto verdaderamente ético y político, buscan deslastrar al complejo universo poético de Gabriela Mistral de fijaciones y lecturas limitadas y limitantes.

La cátedra se lanzó con el curso abierto, Valorización del ecosistema en Mistral. Diálogos literarios chilenos-franceses, realizado entre los días 10 y 11 de enero de 2019, en la Facultad de Letras de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Las sesiones tuvieron como eje articulador la lectura de textos poéticos de la escritora chilena desde la representación del paisaje y la ecocrítica. La cantidad de asistentes superó ampliamente lo estimado por los organizadores, hecho que se puede explicar tanto por el creciente aumento de los y las lectoras mistraliano desde vías de acceso que borroneen las limitadas visiones que instaló la academia y el discurso pedagógico, blanqueando y controlando el imaginario de la poeta chilena; pero también por el prestigio de los dos destacados investigadores de la poesía chilena que guiaron las sesiones del taller. Benoit Santini, académico francés de la Universidad del Litoral Côte d’Opale (Boulogne-sur-Mer, Francia), quien ha traducido al francés a la poeta y la profesora Magda Sepúlveda, autora del libro Gabriela Mistral. Somos los andinos que fuimos (Cuarto Propio, 2018), donde lee los poemas mistralianos desde la valoración que hacen los mismos de lo indígena y de lo andino, y las polémicas que articula el decir mistraliano con respecto a los efectos de la empresa colonizadora, y a las fijaciones de género.

Las sesiones a cargo de Santini desarrollaron las vinculaciones entre la poeta chilena con el escritor provenzal Frédéric Mistral, desde un marco de lectura cimentado en las llamadas Teorías del Paisaje. La tesis que desarrolló el académico francés tiene que ver con que el descubrimiento, por parte de Gabriela Mistral, del poemario Mireille del escritor provenzal habría influido en la representación o “artealización” que la autora chilena hizo del espacio. Santini puso en diálogo el libro ya mencionado con un poema de la chilena de escasa circulación y lectura, “Del libro de Mireya” (1916), reparando en las conexiones y continuidades (el recurso a la personificación, la reiteración de palabras centrales en el hipotexto), pero también en las particularidades. En este punto, el público asistente contribuyó con intervenciones que resaltaron otras líneas de lectura que mostraron la significancia proliferante del poema de Gabriela Mistral. Por ejemplo, el tratamiento del placer carnal mujeril y las tensiones en la representación genérica y de lo mujeril que desarrolla la poeta chilena.

El siguiente día, las sesiones a cargo de la doctora Magda Sepúlveda giraron en torno a la interrogante de si los nuevos estudios centrados en la ecología como sustrato de lectura de lo literario, ecocriticism o ecocrítica, podían abrir nuevas perspectivas interpretativas en la obra mistraliana. Con una atención detenida en la configuración poética concreta, lo que se agradece dentro de los estudios literarios actuales, Sepúlveda hizo girar todas las reflexiones de la audiencia en torno al poema “El maíz”, publicado originalmente en el libro Tala (1938), estimando la pertinencia de las preguntas de la ecocrítica para leer el texto en cuestión. El poema fue abordado a partir de preguntas como ¿cuál es la representación de la naturaleza?; ¿se muestra un escenario natural o lo natural tiene agencia?; ¿la naturaleza habla o está muda?; ¿qué imágenes de lo mujeril se asocian a la naturaleza?; entre otras preguntas que hicieron muy productivas y estimulantes las discusiones. La profesora permitió que cada asistente aportara con sus interpretaciones personales y sus propios marcos teóricos, y, por cierto, rescatara el valor simbólico y retórico de Gabriela Mistral.

A más de seis décadas de su desaparición física, el legado de Mistral encuentra en esta cátedra la posibilidad de salir de la gloria que la anquilosó como maestra rural, mujer poco agraciada, o “poetisa” que le cantaba inocuamente a las madres. Parafraseando la elegía que le dedicó el poeta Enrique Lihn, la iniciativa de la profesora Sepúlveda y de los académicos que seguirán siendo parte de los futuros encuentros recupera el lugar donde hay que buscar a Mistral: en sus libros, en su voz que le leemos, que se bebe y que vuelve a embriagarnos de una sed, “maravilla de las aguas”.         

 

 

El Mago de los Heterónimos: Fernando Pessoa

El 13 de diciembre a las 19:00 Mago Editores presentará un interesante trabajo de Pessoa, el escritor múltiple (por sus múltiples heterónimos), el mismo que alguna vez dijo: “Me duele la cabeza y el Universo”. Hermosas palabras que pude leer en una de las estaciones de metro de Lisboa más crípticas e interesantes.

Lo dicho. Nos vemos el día 13.

 

Recital de David Blanco – Participación en ciclo de poetas migrantes en la SECH

De izquierda a derecha: David Blanco, Silvia Veloso y Manuel Andrós, todos ellos poetas y amigos de la SECH.

 

Estupenda velada poética con buenos amigos del Centro Cultural de España en Santiago y de la Sociedad de Escritores de Chile una nueva casa para este poeta migrante. El acto estuvo moderado por un buen amigo, excelente poeta y mejor aún divulgador científico / cultural, Manuel Andrós.

Os dejó el primer y último poema que leí.

 

soledades y silencios (publicado por CEU – Ediciones, en la Colección Albores)

 

soledad

te he sentido / siento

un zarpazo

silencio, nada

preso de uno mismo / puede

compartimiento estanco

derrota he sufrido y sufro

ser regurgitado, luego

y a la nada mandar sondas / siempre

mientras, mudo en el mundo

a solas / miradas mendigo

en círculos, caminamos, nos invocamos

soy si tú eres / juntos

en este momento

más allá de aquí / de nos

Gaia gira y gira

gritan las estrellas

al tiempo tienen en stand by

al hombre prometen eternidad / siempre

soledades y silencios.

 

 

Viajes a vuela pluma (de mi último trabajo inédito)

 

Me fui como las hebras de un verano en el viento otoñal.

 

Mis recuerdos físicos, térreos pero también ciertos, se

convirtieron en polvo boreal y en realidad matérica austral.

 

Mi voz se convirtió en triste recuerdo, ungulado, retorcido,

baneado, abandonado en el trastero de un recuerdo casi

innecesario.

 

Fui consumido por el olvido y consumado por la oxidación de

tu tiempo menos el mío.

 

Cuando te encontré, tus ojos en mis ojos se convirtieron en

verso y de tu lagrimal, de lo más profundo de tu ojo, volví a

surgir renacido, como ave fénix anidada en tu corazón.

 

De la ausencia, surgió la presencia, de la mano invisible el

puño bien visible, de la pena una sincera alegría, un hondo

resplandor que por fin pude nombrar con la misma esperanza

con la que se percibe la vida eterna.

 

Por fin juntos, por fin rotos. Por fin en él y sin él.

 

Cálido de ti, como las hebras de un invierno, nuestro invierno

Pleno, preñado y fértil de dulces copos de fuego mecidos por

un puro y prístino viento de invierno.

 

De aquel espacio que viene siendo tu ausencia.

 

Opus 5 Juan Eduardo Esquivel

Estimados amigos de Verde Luna, os invitamos a una presentación imperdible; Opus 5 de Juan Eduardo Esquivel.

Ciclo de Poetas Migrantes SECH

Están cordialmente invitados a acudir a un interesante encuentro con la poesía allende de la cordillera, del desierto, de la selva, del océano atlántico y más allá de todo tipo de barreras físicas o culturales.

El día 20 de octubre David Blanco, integrante de Verde Luna participará junto con Silvia Veloso en el Ciclo de Poetas MIgrantes a realizar en La Casa del Escritor, ubicada en Almirante Simpson 7, Providencia (Metro Baquedano).

Filsa – Más Neruda

La Editorial Mago Editores presentará este interesante trabajo de Jaime Quezada en el Marco de FILSA – 2018 en Santiago de Chile el domingo 11 de noviembre a las 18:00, en la sala Lily Garafulic (excelente artista chilena de cuya poética & escultura por cierto hablaremos en breve en Verde Luna).

Recital de David Blanco – Primera Jornada por la Paz – CCE

Compartimos el texto leído por nuestro administrador y poeta de Verde Luna David Blanco, durante la celebración de la Primera Jornada por la Paz celebrada bajo el auspicio del Centro Cultural España en Chile – 03-10-2018.

***

La verdad es la meta; el amor, el camino.

                     Mohandas Karamchand Gandhi.

 

 

Como las hebras de un verano

Me fui como las hebras de un verano en el viento otoñal.

Mis recuerdos físicos, térreos, ciertos se convirtieron en polvo boreal y en realidad matérica austral.

Mi voz se convirtió en triste recuerdo ungulado, enmarcado, abandonado en el trastero de un recuerdo casi innecesario.

Fui consumido por el olvido y consumado por la oxidación de tu tiempo menos el mío.

Cuando te encontré, tus ojos en mis ojos se convirtieron en verso y de tus lagrimal, de lo más profundo de tu ojo eterno, volví a surgir como un ave fénix, siempre anidado en tu corazón.

De la ausencia surgió la presencia, de la mano invisible el puño bien visible, de la pena una sincera alegría, un hondo resplandor que por fin puedo nombrar con la misma esperanza con la que percibo la vida eterna.

Por fin juntos, por fin rotos, por fin en él y sin él. Por siempre jamás, nunca, en este instante con visos de infinito brillante, pleno de dicha y de tu abrazo. Cálido de ti, como las hebras de un invierno, nuestro invierno pleno, preñado y fértil de dulces copos de fuego mecidos por el puro y prístino viento del invierno cálido y tenue que viene siendo tu ausencia.

 

 

human being

La mayor virtud de este

es ayudar

como se ayudaría a sí mismo.

Tener la libertad

como abanderada

darle importancia

a lo que es en verdad importante.

Tolerar lo tolerable,

no discriminar,

perdonar,

perdonarse,

amarse a sí mismo

y de la misma forma

amar a los demás.

Ser amado,

no ser esclavo

de nada

ni de nadie.

Aprender a ser justo,

no ajusticiar.

Hacer realidad

aquello de los derechos humanos,

ser felices y atentos,

resignarse a vivir en paz.

 

 

 

Dulce reconforto a la luz de la luna del séptimo día de junio

Y de tus cenizas

recuperaré tu aliento.

 

Tu esencia recubriré

del más hermoso grafeno dorado, precioso

bello como un sueño de niño.

 

Tu más profundas penas

convertiré en un himno de gloria,

de tus desventuras surgirá tu fuerza y surgirá tu ira,

transmutada en la más bella de las historias,

en la más odiada anécdota,

inmortalizada en negro sobre blanco.

 

La pena será el más bello y sólido basamento. Sobre tu denso sufrimiento podrá reconstruirse toda una nueva iglesia de talento.

Tu palabra será tu obra,

y tu pensamiento será tan presente como el viento entre la palma. Llorarás y el cielo se abrirá en consuelo de titán.

Serás fuego destructor de todo aquello fundamentado en la ignorancia. Brillarás, portarás tu propia estrella redactada en la mano del rey filósofo y te extinguirás con él.

Me haré con piel de ti, pediré a mi dios que replique tu yo más allá, a la derecha e izquierda del padre. Serás el nuevo centro de todo.

Me bañare en tu gloria, nunca fue desgracia solo aprendizaje. Entenderás tu fin, será tu sino y podrás afirmar “soy mi yo escondido, mi propio mantra”.

Nunca habrás sido y por ende nunca fuiste tan necesario. Todos los éxitos van a ti, son por ti y beben del fracaso aparente. Son su combustible fingido y apagado.

La luz no necesita del vacío pero esta página en blanco requiere de ti para dotar de un mayor sentido al mundo. Eres guía, augur de altos vuelos, nigromante, reconstructor de necios.

Y es por ello que, hombre de letras, te respeto y puedo decir sobre la sangre de la tinta que corre por todos los libros del infinito que tienes un sentido. Que eres grande y somos amigos.

***