Zeus de Juno

Fotopoema

 

Un gran ojo nos observa desde hace cientos de años desde Júpiter; se trata de una gran tormenta quizás desatada por los dioses de un Olimpo invisible. Quizás dicha e imponente tormenta esté generada por el revoloteo de pájaros formados por polvo de estrellas  color verde (el mismo material del que están hechos los sueños), dando una y mil vueltas alrededor de algún punto imaginario bajo su superficie.

Los expertos, los científicos, cualquier aficionado a la astronomía podrá comprobar con claridad (ya que este coloso de gas se encuentra en su perigeo u órbita más próxima a la Tierra), que está mancha existe, que está ahí. Tiene más o menos el mismo tamaño que nuestro planeta imaginario, la Tierra que algunos dementes aún piensan sigue siendo plana. Desde ese pozo de Murakami, perteneciente a sus muchos mundos posibles, novelados, descritos, esbozados y fijados para siempre en lo más profundo de nuestro subconsciente, se pueden observar las estrellas, los planetas y puede que algún que otro Humuamua que venga de nuevo a adelantarnos la proximidad de nuestro encuentro como especie con Rama.

El trabajo está realizado a partir de la combinación de dos fotografías, la de Júpiter facilitada por Nasa, esa maravillosa agencia militar de exploración espacial (y próximamente adalid de la explotación minera), y la de unos pájaros pintados cual grafititi sobre el muro de alguna ciudad portuguesa de cuyo nombre no quiero acordarme. Con el consabido filtro le fue agregada una tercera foto de conglomerado de soles, estrellas y en definitiva de otros mundos posibles donde muy probablemente almas renacidas que antes estuvieron por este pequeño punto azul del firmamento dirigen sus miradas al los cielos quizás iluminados por dos, tres soles, mientras se preguntan si más allá de sí mismos, hay otros mundos posibles.

Mientras tanto, me agrada pensar en la idea de que ninguna bandera podrá ser hincada ni alzada sobre el suelo de Júpiter ya que no tiene suelo, de sus nubes, de su rara atmósfera, se pasa a su núcleo (un auténtico enigma). Me agrada pensar que poner un pie en su superficie es casi tan imposible como tomarse un te con Dios y susurrarle al oído (tenía razón, soy pues era observado).

 

 

 

 

Anuncios

Sacred Man

Autor de texto y fotografía / trabajo  digital: David Blanco

Título de la fotografía: “Sacred Man”

Obra del autor de la que forma parte el extracto del texto: “De Madrid a Rama. La búsqueda de otra realidad”

 

En medio de los días y las noches,

de las estaciones y las celebraciones, en medio del aire, el agua, el fuego y las regiones inferiores,

Dios ha creado el mundo como un templo de religión.

Parte 34 del poemario Japji: poemario espiritual de Gurú Nanak[1]

[1] Conocido por ser el fundador del sikihsmo en la región de Punjab, antes de la partición de 1947.

 

 

¿Puede retratarse el espíritu de un ser viviente?  Estaba justamente pensando en nubes y en sus formas, contemplando el Himalaya sentado tranquilamente encima de una roca en las proximidades del templo de Mata Mansa Devi Mandir cuando de repente el objetivo de mi cámara se topó con la profunda mirada de este sadhu que me contemplaba a su vez a mí, extraño viajero, desde la tranquilidad de su vida desprendida y en continuo peregrinaje por las llanuras de la India, quizás de camino hacia las altura infinitas del hogar de los muchos dioses que pueblan los sueños de este subcontinente, de este otro planeta que es India. En ese instante la cámara disparo una foto y su alma quedó revelada como un haz, como una extraña envolvente que permea todas las cosas y que tan solo es visible para a aquel quien quiere ver. 

Unos cambios de saturación y unos cuantos filtros con distorsión hicieron el resto. Pero la verdadera respuesta a la pregunta que plantea la fotografía la podrán encontrar en sus ojos. Miren bien.

 

***

Para ambientarlos un poco mejor en el contexto les dejo de regalo este texto:

Haridwar Infinito – (Extracto del trabajo “De Madrid a Rama. La búsqueda de otra realidad”)

Todavía no ha salido el Sol. En la oscuridad de la noche recojo mis pertenencias que se reducen a un saco de ropa sucia y a mi mochila de viaje cargadas con anécdotas, algo de ropa y una creciente cantidad de souvenirs que van ocupando de forma preocupante cada vez más espacio en mi pesada mochila. Sigiloso intento no despertar a mi frugal compañera de viaje, no me de despido de ella y en silencio le deseo la mayor de las suertes posibles en su viaje de búsqueda de identidad de sí misma y de reencuentro, puede que de un motivo para regresar.

Llego a la estación de Haridwar, supuestamente a las puertas del Himalaya. Salgo a una gran avenida y busco mi hotel “Ganga Azure” el cual se encuentra en las proximidades de la estación de tren. En su parte inferior, por lo que he visto de forma previa en su página web cuentan con un restaurante sencillo.

Subo a la habitación que me han asignado, dejo mis cosas, noto un extraño frío nunca antes percibido durante el viaje. En la mañana salgo a recorrer las calles de Haridwar una de las ciudades más santas de India con la intención de llegar a la zona de los gaths del río Ganges. Esta ciudad es especialmente conocida en India por ser el lugar de celebración de la mayor concentración de ser humanos de nuestro maltratado planeta: el Kumba Mela y el Gran Kumba Mela. Llegar a Haridwar y hundirse en las frías, rápidas aunque poco profundas aguas del Ganges durante estas fechas supone una fiesta y toda una oportunidad para la renovación karmica del ser humano. Quizás aquí sí sí se pueda llevar a cabo mi ansiado baño en el Ganges. Ya desde la salida del hotel se aprecia en lo alto de una de las cumbres de Haridwar uno de los dos templos más sagrados que hay en esta ciudad.

Desayuno.  Creo que iré a visitar las tiendas de la zona y luego me acercaré a dar un paseo por la ribera del Ganges. En estas latitudes al Ganga el otro, tiene otro aspecto y muestra su lado más feroz pero también más puro. Desde las bancadas de este tramos del Ganga cuyas aguas son amansadas y desviadas (aguas arriba sus aguas están represadas y su curso bifurcado en dos grandes cursos, uno que entra en la ciudad y otro que la rodea), pueden observarse las cumbres nevadas de la imponente Cordillera del Himalaya. Tan solo a 280 km montaña arriba, en la zona conocida como Gangotri cuenta la leyenda que este río místico nace de la misma cabellera de Shiva, el dios del Yoga, ese dios inquietante del baile divino y del tercer ojo que puede ver más allá de lo evidente.

En las bancadas del Ganges hay mujeres cuya belleza prevalece velada tras un hermoso sari rojo, se bañan todas ellas vestidas en el ghat artificial y escalonado, su cuerpo mojado, sus vestiduras enjutas y pegadas a su cuerpo, fundidas con él, su bello torno marcando profusamente sus curvas que resultan especialmente sensuales y eróticas, casi me atrevería a decir mucho más que si se bañase desnuda.

En este punto siento que he de honrar mi promesa y me descalzo, al menos mojaré los pies en el Ganges… sí amigo lector, no estoy tan loco como para bañarme en estas gélidas y frías aguas dado que como explique sus gélidas y frías aguas hacen que estas bajen endiabladamente veloces y no por ello en vano todos los años en los que se celebra el Kumba Mela desaparecen peregrinos arrancados de esta vida por sus furiosas aguas, quizás como tributo al dios del río, que es seguro ha de existir bajo algún nombre, bajo alguna forma.

Mojo tan solo mis píes y esto reposan por un instante de todo lo andado, fueron muchos los obstáculos, mucha la distancia recorrida para poder llegar hasta aquí, hasta poder alcanzar este regalo que los hindúes consideran divino.

Y hablando de Shiva, en la lejanía se percibe una inmensa escultura suya que nos contempla, que contempla a todos los que aquí toman las aguas de este río que actúa como metáfora del eterno devenir de las venturas y desventuras del hombre. Que fluyan con el Ganga.

 

 

Creencias

Autor: David Blanco

Título: Creencias

Creencias – David Blanco Barja

 

Las creencias del ser humano son un poderoso motor de todo lo bello y hermoso, pero también de las mayores aberraciones que este pueda llegar a cometer. Hay un interesante componente objetivo y subjetivo dentro de las creencias, no están demostradas científicamente, no hay ningún tipo de certidumbre sobre la verdad que subyace tras las mismas, pero ahí están.

Este trabajo de composición se ha realizado con una mezcla de fotografía y dibujo previamente digitalizado. En la misma aparecen mezclados motivos religiosos (figuras crucificadas), el ojo de Dios que todo lo ve, diferentes objetos astronómicos convenientemente mezclados (nebulosas, galaxias, cometas), no desprovistos de su correspondiente significado religioso, bloques y más bloques de anodinos edificios que aluden a la forma mayoritaria de convivencia actual del ser humano (en ciudades) y una puerta que se abre al infinito con el siguiente extraño y críptico texto:

” Siempre estoy cerca de ti, por eso seguirás siendo, pues eres observado. Atentamente, Dios”.

 

 

4-1: cuerpos

Autor: David Blanco

Título: Piel y sombra

 

Sacerdote: He traído las fuerzas policiales para disolver este horroroso sacrilegio. ¿Donde se ha visto a las prostitutas honradas por dios?

Entran 2 policías.

Policías: Orden, moral, propiedad (mientras forman grupos de detenidos)

Prostitutas: ¿Qué es esto? ¿Qué es esto?

Policías: Orden, moral, propiedad.

Prostitutas: ¿Qué es esto?

Policías: El orden.

 

 

Aunque se haga desaparecer el cuerpo físico, el cuerpo etérico, el astral y el alma son siempre libres.
Aunque se haga desaparecer el cuerpo físico, el cuerpo etérico, el astral y el alma son siempre libres.

Decía Gandhi “podrán quebrar mi cuerpo, podrán encerrarme, pero aún así no podrán obtener mi obediencia”. Este es uno de los principios básicos de la ahimsa o lucha/ resistencia pasiva, no violenta que fue emulada de forma exitosa por tantos y tantos héroes anónimos a lo largo de la historia, épocas, reinados, dictaduras, autocracias, teocracias y democracias.

En esta composición poética en la que básicamente se presenta un contraste por filtros cálidos y fríos en los que también se juega con la saturación del color, se propone una reflexión en torno a la resistencia, a la desaparición física de aquellos que resisten pero no vencen, que son aplastados (al menos durante un tiempo), pero que acaban transformados en espíritu, en sombras proyectadas sobre el mundo de la realidad, de alguna forma no desaparecen sino que perviven entre nosotros.

La primera foto fue tomada en la entrada del Museo de Memoria Histórica en Santiago de Chile, estaban realizando una intervención enfocada a la reflexión sobre los detenidos desparecidos y cuando vi la imagen me vino a la mente las imágenes de los campos de concentración nazi, aquellas pilas de ropa apiladas junto con otros objetos, pieles vacías, cáscaras arrancadas a cuerpos fulminados por el gas, envenenados, quemados, evaporados. Desaparecidos.

 

Prostitutas: Ni siquiera nos dejan morir.

Policías: Orden, moral, propiedad; eso defendemos en el nombre de un señor, que nos paga muy puntual… y muy mal.

Prostitutas: Ni siquiera nos dejan morir.

Irrumpe el Cristo de Elqui y confronta al sacerdote.

 

Extracto del libreto de la ópera chilena: “El Cristo de Elqui” de Miguel Farias

 

 

LAS MÚLTIPLES CARAS DEL TEATRO

Autor: David Blanco

Título: “Las múltiples caras del teatro”

 

La esencia del teatro es la representación verosímil de realidades paralelas, vividas o no vividas por los espectadores, es una metáfora de la vida, son sentimientos y emociones contadas, retratadas a través de personas / de catalizadores más conocidos como actores.

Aqui es pertinente recordar las siguientes palabras de William Shakespeare (Sonetos):

                       “Cuando hombres y Fortuna me

                        abandonan, lloro en la soledad de mi

                        destierro y al cielo con mis quejas

                        canso y maldigo al mirar mi desventura,

                        soñando ser más rico de

                        esperanza,bello como éste, como aquél

                        rodeado,deseando el arte de uno,

                        el poder de otro,

                        insatisfecho con lo que me queda,

                        a pesar de que casi me desprecio,

                        pienso en ti y soy feliz y mi alma entonces,

                        como al amanecer la alondra,

                       se alza de la tierra sombría y canta al cielo:

                       pues recordar tu amor es tal

                        fortuna que no cambio mi estado con los reyes”.

 

El estado de los actores es, en muchas ocasiones, un estado de superación, de arrobamiento, de éxtasis contemplativo donde en base a la materia prima de la interpretación y las emociones moldeadas se transmite algo profundo. En muchas ocasiones es una de las mayores escuelas vitales donde movimiento, dicción, expresión se aúnan con otros aspectos más o menos técnicos. Pero en el centro siempre la persona y su emoción.  El teatro siempre ha estado invariablemente unido al mundo de la poesía; de forma conjunta con la revista literaria forman el tandem perfecto creando una sinérgia creativa única.

Para la realización del presente trabajo se partió en base a cuatro fotografías de una joven intérprete de teatro chilena. Cada una de esas cuatro fotografías era una imagen retenida en el tiempo, una externalización calmada, congelada de sentimientos tras los que subyacen felicidad, fortuna, belleza, sueños, queja, insatisfacción puede que amor (sobre todo por el no consumado). Las cuatro fotografías eran cuatro pilares emocionales en torno a los cuales proponer nueve transiciones emocionales en las que las mismas se entrelazan y se amalgaman unas sobre otras. A veces se centran en una mirada expresiva (“soñando ser más rico de esperanza”), otras en una sonrisa (“pienso en ti y soy feliz”), en otras parece percibirse aquello que subyace debajo de nuestra piel, de nuestra carne (“se alza de la tierra sombría”), en otras hay tan solo un mosaico inconexo, otras se componen y se superponen al mismo tiempo y en otras parece que reina la soledad más absoluta (“lloro en la soledad de mi destierro”).  De cuatro emociones retratadas un mosaico de nueve versiones teatrales que emulan estados que no son perfectamente dignos de ser intercambiados con los reyes. 

Con los reyes del teatro y con sus musas. 

*Verde Luna cuenta con el permiso de la propietaria de los derechos de imagen del trabajo digital expuesto. Por motivos de privacidad no se publican detalles personales en el presente post.

 

 

ó culo santiaguino…

La esencia de la vida en Santiago a veces pasa por comunas pobres y cafés con piernas.
La esencia de la vida en Santiago a veces pasa por comunas pobres y cafés con piernas.

Santiago de Chile o Santiago de Nueva Extremadura es una ciudad extrañamente hermanada con Santiago de Compostela (campo de las estrellas), siendo esta una realidad que muchos de sus ciudadanos desconocen.

La primera (de Nueva Extremadura), por analogía y capricho de Pedro de Valdivía y la segúnda por alguna razón extraña que todavía no logro desentrañar. Mi teoría es que existe un pasadizo oculto, en algún punto entre la Plaza de Armas y la Plaza do Obradoiro que une mediante un canal mágico ambas ciudades. En algún punto ambas dimensiones se cruzan y uno puede darle un abrazo al “santo” tras de ver un espectáculo de café con piernas, tomar un albariño mojado en mote con huesillo, probar albariño de Concha y Toro y en ver y oír tunos que pasan de un lado al otro del túnel de común acuerdo y para sorna de palmeras y perros vagos.

Como este escrito tiene poco sentido ahí dejo este enigma; un transeúnte que mira hacia una pared y un punto de luz que sale de ningún sitio entre las sombras… a ese punto invisible lo he llamado “ó culo santiaguino”, como un producto imperfecto entre ambos encuentros imposibles.

 

 

 

Imagen

Apalles Místico

apalles_mistico

Nuestro Universo es uno de tantos en un Multiverso que es posible no sea tampoco único. Poblamos un pequeño planeta azul repleto de un elemento dador de vida, el agua, el cual casi seguro vino desde el espacio. El espacio es la última frontera y al mismo tiempo es lo que nos dota de tridimensionalidad. El tiempo dota de significado a nuestras vidas ya que la existencia del mismo dota a la vida de caducidad y por ende se transforma en algo valioso.

En este trabajo digital con base en pintura y mezcla de fotografías tomadas por Hubble (el telescopio, por supuesto), he llevado a cabo una mezcla entre el universo cromático y creativo de la pintura y el verdadero Universo, el que está conformado tan sólo por un 4% de átomos que conforman su parte visible y el 96% por energía y materia oscuras, puede que la expresión de otra realidad multidimensional en su choque con lo que llamamos nuestra realidad. La base es una pintura, su foto convenientemente filtrada y fotos de estrellas añadidas como capas aclaradas y fusionadas como un todo. Como guinda del pastel cromático la foto de un agujero negro justo en el medio de una galaxia, la destrucción dando vida y haciendo girar al resto de la creación dotándola de vida.

Nuestro Universo, una amalgama perfecta de sueños, cromatismos y sombras.

 

Imagen

Corazones en Oporto…

Corazones en Oporto
Corazones en OportoEn el verano de 2008, un año antes de mi estancia Erasmus en Portugal,  me escapé durante un fin de semana a Oporto para poder conocer una de las ciudades más bellas del Atlántico Portugués.  Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Yo digo que en está imagen hay más de mil palabras que pueden sintezarse en una sola: amor con mayúsculas.

La pareja de la imagen fue capturada de manera furtiva e inesperada y la pose es completamente natural. Borré algunos colores, intensifiqué otros y transforme al Duero o Douro como allí lo llaman en un mar de melancolía “saudade” a la portuguesa, repliqué algunas gaviotas para hacer más hermosa la escena, dije verde que te quiero verde al cesped y un breve texto fue editado en la base del asiento, del banco del amor… puede que justo la viva expresión de lo que estaban sintiendo y no se atrevian a decir o de lo que estaban pensando. En cualquier caso quedó por escrito.

Cierro con un breve poema recordado de cierto autor portugues cuyo nombre simplemente he olvidado:

mis ojos en tus ojos, tus ojos en mis ojos / imagina la sombra.

 

 

 

 

 

Tras los Passos de Pessoa

Autor: David Blanco

Título: “Ferro 28”

Fernando Pessoa resulta ser una de esas figuras icónicas de Portugal, de sus gentes, de sus calles y de la literatura. Recuerdo que en las paredes de la estación de metro de “Parque” estaban anotados varios pasajes poéticos de diferentes autores, principalmente portugueses junto con representaciones de los antiguos mapas europeos del mar tenebroso y de las extrañas criaturas que poblaban éste.

¿Se puede ser Pessoa entre la multitud? Para mí Fernando Pessoa es el fado, es la saudade, la brisa del mar, del océano,la síntesis de esa ensenada tranquila de esa Lisbona de los romanos, la que dío origen a la actual Lisboa. Dicen en Portugal “que quien no vió Lisboa, no vió cosa buena”, (obviamente en portugués tiene otra música, otra sonoridad). Leer un Poema de Pessoa es transformarse en Pessoa entre una masa de gente, es recorrer Lisboa, Alfama en su tranvía número 28, es recorrer los surcos de la memoria de un pueblo – puede que abandonado – inseguro de sí mismo o de su futuro, triste en un entorno urbano preñado de luz y de doença.

En el presente trabajo quise combinar y extrapolar todas esas emociones, todas esas visiones en una imagen recurrente pero cotidiana. Los colores están aumentados, como las emociones que transmite Pessoa en sus poemas, en su pensamiento convertido en bronce frente a ese famoso café en el Barrio Alto.   Sí, sin duda, Fernando ya es eterno.

Recordando Lisboa y las frases de Pessoa.
Recordando Lisboa y las frases de Pessoa.

Moksha_Liberación

Esta hermosa imagen fue tomada en la bella tarde en la que llegué a Varanasi. Simplemente estaba interesado en ir a dar una vuelta por las orillas del Ganges y poder contemplar como es el despertar de un día a día normal en la ribera del Ganga.

Estos sadhus, estos brahmannes, estos buscadores estaban buscando lo mismo que yo, contemplar un amanecer contemplando el devenir de un día día normal. De un día que sin duda fue extraordinario. De un día en el que algo floreció en su interior y puede que también de quien escribe.

Santiago de Nueva Extremadura_Abril de 2016_El autor.

 

Realización_VERDE LUNA