Tras los Passos de Pessoa

Autor: David Blanco

Título: “Ferro 28”

Fernando Pessoa resulta ser una de esas figuras icónicas de Portugal, de sus gentes, de sus calles y de la literatura. Recuerdo que en las paredes de la estación de metro de “Parque” estaban anotados varios pasajes poéticos de diferentes autores, principalmente portugueses junto con representaciones de los antiguos mapas europeos del mar tenebroso y de las extrañas criaturas que poblaban éste.

¿Se puede ser Pessoa entre la multitud? Para mí Fernando Pessoa es el fado, es la saudade, la brisa del mar, del océano,la síntesis de esa ensenada tranquila de esa Lisbona de los romanos, la que dío origen a la actual Lisboa. Dicen en Portugal “que quien no vió Lisboa, no vió cosa buena”, (obviamente en portugués tiene otra música, otra sonoridad). Leer un Poema de Pessoa es transformarse en Pessoa entre una masa de gente, es recorrer Lisboa, Alfama en su tranvía número 28, es recorrer los surcos de la memoria de un pueblo – puede que abandonado – inseguro de sí mismo o de su futuro, triste en un entorno urbano preñado de luz y de doença.

En el presente trabajo quise combinar y extrapolar todas esas emociones, todas esas visiones en una imagen recurrente pero cotidiana. Los colores están aumentados, como las emociones que transmite Pessoa en sus poemas, en su pensamiento convertido en bronce frente a ese famoso café en el Barrio Alto.   Sí, sin duda, Fernando ya es eterno.

Recordando Lisboa y las frases de Pessoa.
Recordando Lisboa y las frases de Pessoa.

Recuerdos de Lisboa…

 

Recuerdos de Lisboa y de sus cerros.
Recuerdos de Lisboa y de sus cerros.

Autor: David2

Título: “Quem nâo viu Lisboa” / Seríe: “Ciudades imitadas”

Invitamos al lector a leer “Oda a Valparaíso”, de Pablo Neruda. En el texto, el lector que conozca ambas ciudades (Lisboa y Valparaíso), tendrá la oportunidad de valorar los numerosos paralelismos que existen entre las dos ciudades. Una mira hacia el Atlántico, la otra hacia el Pacífico, ambas aún conservan un aspecto de decadencia y de extraña belleza.

El trabajo expuesto está realizado superponiendo varias imágenes en capas y fusionando las mismas de la forma más conveniente. Los aspectos más característicos de Lisboa que se han intentado reflejar en la imagen son:

  1. El Puente Américo Vespucio que atraviesa las aguas de la ensenada que en el latín de los romanos da el nombre a la ciudad “La ensenada tranquila”, Lisboa. En su momento también los españoles escogieron la bahía de Valparaíso para instalar allí su puerto como una nueva herramienta para afianzar el control de tierras de ultramar, para poder abrir una vía de comunicación imprescindible con el virreinato del Perú.
  2. Los graffitis, que como una nueva forma de arte urbano intentan recuperar alguno de los espacios más degradados y olvidados de la ciudad, siempre transgresores siempre reconquistando un espacio para la reflexión. En el expuesto en la composición, podemos ver diferentes posturas de un hombre común y corriente. Con los mismos la pared se constituye en fotograma e intenta enviar un mensaje.
  3. Una conocida manzana, la herramienta si la cual no sería posíble ni la propía composición fotográfica ni el mismo blog, ni la historía. Nada hay sin la manzana.
  4. Un graffiti de Pessoa, un pessoa entre la multitud que en el caso de Valparaíso podría ser un Neruda entre los cerros que abren la vista al mar.
  5. El casco antiguo de la propia ciudad de Lisboa  y cerros: uno el visto, el otro el cerro desde el cual está tomada la instantánea.

En la próxima entrega de esta seríe, intentaremos realizar lo propio con Valparaíso.