Sobre el efecto del componente literario en la felicidad

Autor: David Blanco

Seríe: Diálogos con el Maestro Pei Di

Lugar: Taller caligráfico en Santiago de Chile

La idea del presente texto es describir desde el enfoque budista y filosófico del Maestro Pei Di, cuáles son los elementos y la descripción que componen la fórmula de la felicidad (A-FUNDAMENTOS) y como el componente literario está presente en la misma (B-CUESTIONES). Todo comentario por parte de los lectores/as será bien venido, la idea es poder conformar un debate constructivo en torno al tema expuesto.

——-

A-FUNDAMENTOS (enfoque de los elementos básicos que componen la fórmula de la felicidad desde una perspectiva budista)

Maestro Pei Di:

La fórmula de la felicidad según Eduard Punset está conformada por los siguientes elementos:

Felicidad[1] =

E ( M + B + P )  / R+C

Denominador; reductores y cargas.

R- Factores reductores

  • Ausencia de desaprendizaje. La confesión del error es como una escoba, que quita el polvo y deja el suelo más limpio.
  • Recurso a la memoria grupal. Necesaria para poder reconocerse como inserto dentro de una misma comunidad pero pesada carga si se recurre a ella de forma periódica y regular en exceso.
  • Inferencia con procesos automatizados. En este punto mejor darle paso a las máquinas.
  • Predominio del miedo. Cuando no se tiene domínio de sí mismo, cuando se deja ser conducido por el deseo y el ego es constantemente retroalimentado.

C – Carga heredada

  • Mutaciones lesivas. Se producen y se trasnmiten a nivel de ADN, pueden trasladarse de generación en generación, aparecer por el Karma propio de la persona.
  • Desgaste y envejecimiento.
  • Ejercicio abyecto del poder político. Un líder ha de tener dominio completo sobre sí mismo. Ha de recordar que ojo por ojo y el mundo acabará ciego, que el primer deber es proteger a los débiles, no vejar ninguna conciencia humana aplicando el principio de Kant: “obra de tal manera que tus actos puedan constituirse en Ley Universal”.
  • Estrés imaginado e inducido. La enfermedad es el resultado no sólo de nuestros actos, sino de nuestros pensamientos.

Numerador; el motor de la vida y sus factores significativos.

E – Emoción al comienzo y al final del proyecto. Se trata del gran efecto multiplicador, la sal de la vida, aquello que nos motiva, mueve e impulsa. Resulta un factor clave en la fijación de conocimiento, en la creación de nuevos conceptos y es el motor que ayuda en el inicio del destronamiento de lo que ya es aceptado.

M – Mantenimiento y atención al detalle. El objetivo principal de la vida es vivir, pensar y actuar con rectitud. Cuando toda la atención se centra en el cuerpo, el alma languidece. Una vida sin reflexión es una vida animal.

B – Disfrute de la búsqueda y de la expectativa. La mente es como un pájaro inquieto, como un caballo desbocado: cuanto más le das, más quiere.

P – Relaciones personales. Son fundamentales para disminuir nuestro estrés (siempre que estas sean sanas), para disfrutar de las cosas en la vida, para recibir soporte. Conforman la malla de seguridad de cada persona y resultan fundamentales para alcanzar el equilibrio interno de la persona.

 


B- CUESTIONES (planteadas al Maestro Pei Di)

 

VERDE LUNA: El desaprendizaje es un elemento corrector de los factores reductores. ¿La literatura puede aportar elementos que consoliden el proceso de desaprendizaje? ¿En qué medida?

Maestro Pei Di:

Desaprender supone liberarse de una pesada carga que nos permite caminar más livianos. Se pueden desaprender mañas, costumbres, hábitos, ideas preconcebidas, idealizaciones, programaciones, visiones de la vida, cultos, pensamientos, rutinas… desaprender supone modificar la ruta y el flujo a través del cual construimos nuestra visión de la realidad.

Leer nos ayuda a desaprender, nos desestructura, aporta nuevas experiencias (nunca vividas), conocimientos (rebatiendo ademas los que ya se tenían), enfoques, interpretaciones de la realidad que nos orientan ayudándonos a reducir el estrés y ansiedad que a menudo acumulamos durante nuestras vidas ordinarias, lo que eventualmente redunda en una mejora generalizada de la salud física, mental y espiritual de la persona.

Tan fuerte es su impacto que en muchas ocasiones a lo largo de la historía tanto occidental como oriental quemar libros se convirtió en uno de los primeros objetivos de todo régimen represor, instrumentos políticos como la Inquisición, monarca, reyes, emperadores, shogunes y pretendidos hijos del Cielo (como Felipe II con su prohibición sobre los manuales de alquimia aplicable en toda España) y cualquier tipo de sistema en el que el control más absoluto de mentes y corazones fuera prioridad.

Desde el punto de vista del lector, del demandante, del consumidor de contenidos, no solo estaba prohibido adquirir nuevo conocimiento sino también desalienarse, pensar de forma diferente y actuar de forma diferente.

Si de forma complementaria se emplea la escritura podremos cerrar un circulo perfecto, ya que es uno de los mejores sistemas para poder dejar inserto en la memoria grupal, en la sociedad nuestra propia experiencia, una marca de lo que fuimos, la esencia de la experiencia vital en este mundo.

 

VERDE LUNA: Basándonos en la estructura planteada. ¿La literatura aporta o puede aportar elementos diferentes a un escritor y a un lector? ¿Cuáles son los lugares comúnes del escritor y del lector?   

Maestro Pei Di:

El libro o cualquier otra entidad matérica que contenga la obra del escritor o artista narrativo sería el primer lugar común de encuentro e interaccción entre quien transmite su obra y quien la recepciona.

¿Qué diferencia y qué similitudes existen por ejemplo existiría entre la obra de un Shakespeare y un Blansky?

Independientemente de que estos sean o no de una misma nacionalidad ambos autores son a mi modo de ver muy similares:

Uno empleo la pluma y el otro el grafitti como medio de transmisión del contenido que quieren comunicar a una audiencia universal.

Blansky emplea un medio gráfico, que plasma físicamente en un espacio público con el objetivo de comunicar, de emocionar, de denunciar, de darle la vuelta a una idea, a algo que se pensaba que era de una manera. Aporta un nuevo enfoque, quizás solo el suyo íntimamente pero consigue que en parte una comunidad entera lo adopte como suyo a portando transformando un desaprendizaje que podía ser individual en un desaprendizaje colectivo visible a los ojos de todo el mundo. Sí, pinta grafittis ¿pero desde el mismo momento en que estos son insertos en libros ya no se transforman también en literatura?

Shakespeare emplea también un medio gráfico, la escritura tiene su origen en el medio gráfico, en las primeras pinturas de las cavernas. Son una evolución lógica y natural del mismo.

 

VERDE LUNA: ¿El proceso de creación o de disfrute literario existen en proporciones semejantes emoción, disfrute y búsqueda, mantenimiento y atención al detalle

          Maestro Pei Di:

Por supuesto. Al crear una obra literaria se disfruta / sufre casi en la misma proporción a la hora de enfrentarse a la hoja en blanco, principalmente se disfruta del proceso. Otro momento bien interesante es el relacionado con las opiniones de los lectores, es indudable que toda obra acaba siempre en la mente del lector y no antes. Una obra en la que se mantiene adecuadamente la atención al detalle (lo que incluye la consideración y respecto por el lenguaje que se empleará en el texto), es una obra que seguramente tendrá éxito. El éxito de la obra literario añade un componente extra de felicidad, es así.

Al leer la obra debe aportar, debe incentivar, debe ayudar como lector a la desconexión al viaje y a la fusión con la obra. Esto resulta fundamental ya que según plantea el budismo a la vida venimos principalmente a dos cosas: amar y conocer. Estos dos puntos pueden ser alcanzados, pueden ser potenciados a través de una lectura. Es más, hay obras que pueden llegar a orientar o incluso reconducir una parte importante y significativa de la vida de una persona.

 

VERDE LUNA: ¿En qué medida la literatura fomenta las relaciones personales?                       Maestro Pei Di:

Leer nos ayuda a desaprender, nos reestructura, aporta nuevas experiencias, enfoques, interpretaciones de la realidad que nos orientan ayudándonos a reducir estrés y ansiedad, lo que eventualmente redunda en una mejora generalizada de la salud de la persona.

En la lectura hay un fuerte componente de memoria grupal, la Historia de Herodoto es uno de los mejores ejemplos.

La lectura ayuda a desautomatizar, hace que áres del cerebro que se encontraban dormidas / aletargadas resurjan y que inclusive, empiecen a emplearse otras nuevas.


Dejamos al maestro trabajando en su taller; en su interior el pincel vuela, la tinta baila. Una bella caligrafía rellenará el vacio blanco del papel de arroz.

 

El Maestro Pei Di dijo: “Si quieres alcanzar la iluminación comienza por encender la luz”

Pei_Di_Maestro

—-

Principales referencias bibliográficas:

[1] Fuente: La búsqueda de la felicidad / Eduard Punset

Pura soledad de Sidonia

Del trabajo: “perro vago”

Autor: David Blanco

“El primer beso,
aquel que la primavera,
depositó en mi boca:
Me trajo tu nombre,
desde tan lejos” el autor

Una soledad,
pura soledad apartada.

En medio del abandono,
el olvido,

“El Horror”.

En medio de la niebla,
el quejido de un gauna,
un grito desde el silencio,

“Un Núcleo Roto”

Una placenta sin nombre que alimenta por igual,
a bestias,
y a ángeles
y a bestias
y a ángeles
y a bestias
y a bestias

A aquellos ángeles como bestias,
perdidos entre un punto ciego,
en medio de la diéresis absurda.

Habita la lógica de una formación en hebilla que partiendo de Sidonia,
no es más que un mensaje en una botella, lanzada hacia la nada.

Yo, soy tu personaje de manga,
nací de una absurda historia inventada por un otaku,
celebrada por algún freak misterioso.

Soy tu oro negro y tu arco iris,
tu tizona escondida que quiso se excalibur.

“Tu esquina redondeada.”

Tu quinta dimensión al desnudo.

Soy la voz de tu pezón, tu rencor olvidado,
o la necesidad de un beso.

Aquello que es velado por la confesión infinita de un tokio blues.

Soy un gato ishiguro, una balada de narayama convertida en rap.

Soy el orgasmo universal a través del cual materializo el puto tiempo que nos convierte en ceniza.

La partícula de higgs que genera un beso.

Soy una de las historias de tu abuela; por ende su nada universal.

Soy en este mundo en el mismo instante en el que nada un beso en la sopa universal.

Te cedo mi letra, mi humor y mi ritmo espacial. Estoy coordinado con cada átomo divisible. Con cada partícula que de pie a un sonriso.

Resido en la bota de bronce del cabo de fisterra y mi único dios, la verdad que subyace tras tus ojos.

“Mi nombre, dices?”

Entrevista a Cortazar en TVE

Sí amigos;

Por si nadie lo sabía Julio Cortázar comenzó siendo traductor, profesor, escritor de poesía, enamorado de los grandes poetas franceses, europeo de nacimiento, argentino de corazón y nacionalidad y un gran cuentista.  Poemarios:

  • Presencia, 1938 (sonetos, con el seudónimo de Julio Denis).
  • Pameos y meopas, 1971
  • Salvo el crepúsculo, 1984

 

Y este fragmento:

La lenta máquina del desamor
los engranajes del reflujo
los cuerpos que abandonan las almohadas
las sábanas los besos

y de pie ante el espejo interrogándose
cada uno a sí mismo
ya no mirándose entre ellos
ya no desnudos para el otro
ya no te amo,
mi amor.

Del poema “Bolero”. Julio Cortázar

 

Dejamos el enlace a esta estupenda entrevisa donde poder conocer un poco más en detalle a  a este brillante tipo y sus cronocopias:

Rëpüapeu (vía láctea)

Del trabajo: “Perro Vago”

Autor: David Blanco

“A los pueblos originarios”

Centro de la Vía Láctea

Soy indio / digo hombre

¿qué tal estás, chifu*?

¡Qué eres vida!,

sueño del lonko,
hermosura del huevo que precede a la bruma silente,

que baja amenazante desde la cordillera

y desde el sol de tu cabello al viento.

En tu vuelo, hermosos son tus ojos que ven más allá del sueño,
y rompen las formas y las fronteras,

mientras van más allá del ánima.

Compartes rumbo con el huaso,
con el temblor de tu mano, a quien siento tan profundamente.

Tu mismo destino es el de la raíz de aquel olmo insano,

te hundes con él en su búsqueda
te hundes buscando la sangre,

la tierra.

El dolor de las entrañas eternas.

***

A veces crees que eres canelo,

que rezas escondido del hombre blanco,

encadenado entre los cuatro puntos cardinales.

Es en esos momentos,

cuando agazapado, te mantienes atento y escuchas el rumor del trueno;

este trae oficios de un mundo cansado,

que reza que suplica que se desvive,

por una nueva extinción liberadora.

Eres indio, digo hombre,

digo dios,

del huemul y del trueno firme

compañero imbatible.

Eres sombra sin retorno,

que susurra a los oídos del poeta brujo “epew-fábula”,

eres la mirada ausente del nuevo tiempo,

de la pluma, su mirada escondida.

***

Mantente firme, saluda al espíritu que aborrece al hombre,

eso harás: inventarás una nueva religión en la que reinventarte,

en la que poder llenar tu boca de maqui y de copihues imposible.

Los criollos absurdos,

ya no podrán apuntalar más su falsa realidad,

los campos se abrirán, los campos te serán devueltos.

Tu orgullo, que moró por tiempo en las profundidades de algún volcan voráz,

escupirán junto con el fuego, resentimiento y hastío.

Se hará justicia, a pesar del hombre, y a partir del momento 0,

quizás lo único que ya importe sea mirarnos a los ojos y

tomar el último hálito del alma

junto al pulso de las estrellas.

——

*Del mapudungun chifu / chivo

una tarde en la plaza de armas_breve relato poético del sur del mundo

Del trabajo: “perro vago”

Autor: David Blanco

 

sí, es cierto lo que dicen aquellos que piensan

que Santiago es una ciudad bipolar,

la ciudad impuesta a los Andes

en mitad de un valle.

 

sí, fue construida para poder dejar de caminar.

 

 

Llama la atención porque resulta un espacio compartido,

donde el norte y el sur parecen haberse fundido.

ensimismada

erigida sobre el centro, más al sur del mundo.

 

Si el caminante camina y se sienta en sus bancos mientras suena un tango,

se irá con las mismas preguntas consabidas con las que entró:

  • es cierto que a la noche salen “cocodrilos”   ¿1
  • donde está Inés de nadie ¿2

En algunas conversaciones a mi alrededor sale el tema:

“Chile, ¿quién conoce a Chile?”

“pisco peruano”

 

De vez en cuando algún anciano descuidado,

se confunde desafortunadamente con el desafortunado sin techo,

el manjar y el mate se mezclan en el gaznate sin distinción

los perros vagos se “huelen el culo”,

sin que les importe ser de la Chile o la Católica,

los pintores desordenados se imaginan ser Andes, ser cóndor, ser cielo.

 

De vez en cuando la tierra ruge.

 

De la comunidad de españoles, extrañamente se sabe algo

y resulta extraño pero lógico. Tanta cuadra ordenada choca con tanto desorden patrio.

¿Será que acuden a otros lados a buscar su santo grial?

(que para quien no los sepa tiene forma de cuenco de greda con sangria).

 

Mirando a los Andes, no ven más que montañas opacas

silenciosas pero siempre presentes,

que sin saberlo alguna vez cruzamos para llegar acá.

 

No, cuando miran los Andes  esperan ver otra cosa,

quizás molinos, quizás respuestas,

quizás su reflejo bajo el cielo.

 

***

Siguiendo el recorrido, en otra parte de la plaza,

uno se encuentra de frente con Santiago Apóstol.
¿Qué hace ahí? / ¿Las dos Santiagos la de Chile y Compostela hermanadas?

campus estelae: carpe diem filliae, ab aeternae tempus fugit 

(campo de estrellas: disfruta el momento hijo, desde la eternidad el tiempo vuela)

***

Uno podría esperar poder encontrar en este pequeño microcosmos,

una síntesis del país pero lo que parece encontrar,

es más bien el resumen de una geografía ajena.

 

Uno debería poder encontrar los mismos contrastes,

que uno encuentra al ir de la pintana a lobarnechea,

alguna dulcinea… ¡es eso, exacto!

 

Una tremenda inmensidad separa a las dos Santiagos,

y la estatua hecha en piedra que no me es ajena,

parece mirarme y entenderse también emigrada.

Salgo de ese pensamiento,

 

***

De cara tengo esa foto,

la de la portada del libro “Ciudad Quiltra”.

Sin duda este espacio está preñado de gente extraña,

de gente perdida, ociosa, turista, aburrida, evangélicos aburridos,

y en alguna esquina alguna mujer de la vida.

 

Van y vienen ciudadanos de todas las comunas,

salen y entran y se difuminan entre más gente.

Se trata de un fenómeno extraño,

ejecutado en pocos parsecs.
Gente que sale y entra,

así es como venimos al mundo,

así lleva sucediendo desde antes de que el Universo se pensase

y eso.

***

“Dios te ama y tú no deberías estar así, El va a llevar a su Iglesia al mundo de los cielos”,

entonces pienso “por dios que lo haga pronto”.

Sírvase de ejemplo de la retahíla evangelista.

***

La plaza me selecciona al azar

y me invita a sentarme en uno de sus bancos,

a mi lado una mujer lleva en un paquetito de papel azul velas:

  1. Negra: protege contra los hechizos.
  2. Padre Pío: protección total.
  3.  Verde: atrae la suerte.
  4.  Caléndula: suerte total en todos los aspectos.
  5.  Vela amoníaco: descarga total.
  6.  Café o marrón: guardián invencible de la buena marcha de los negocios.
  7.  Suerte rápida: lo dice todo.
  8.  Opium: unión de parejas.
  9. … y otras tantas

 

***

La noche me abraza,

el verano es ya tan solo como un rumor lejano,

el cambio en la tonalidad de las hojas dan un aviso,

y una leve brisa andina confirma todo lo demás.

 

Me levanto y con paso firme camino y camino más rápido,

comienzo a girar al rededor de la plaza,

y todo lo que en ella se contiene gira conmigo.

 

Los carabineros forman,

las estrellas brillan sobre nuestras cabezas,

y todo lo que dentro de ellas permanecía apagado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

cuento valdiviano

Autor: David Blanco

Del trabajo: “Perro vago”

 

Carestía,

tierra sin nombre infinita.

***

 

Muerte blanca, parca ausente de contenido

ulular invisible en la cordillera. 

Penetra en los huesos, ahuyenta a la razón

muta en tejido inerte a lo que, otrora, 

se preño de luz y movimiento.

 

Si por un casual se os presenta,

sabed que a nadie conviene su visita.

Hermana envidiosa de la otra, la buena muerte,

siempre hermosa, siempre letal .

 

Si se os presenta, seguid mi consejo,

sed esquivos.

 

II

Esta noche de muertos

hay claridad del cielo sobre Temuco, 

al sur del sur, 

verano austral. 

 

Temblor, maremoto, enojo compartido, 

carcajadas e índio pícaro. 

 

III

Arrollado, 

olivas verdes y oscuras, 

cilantro, merken,

tomate,

queso duro y queso blanco.

 

Cebollino endulzado.

Aceto, aceite

 y cierta dosis de elocuencia.

 

Sírvase la receta,

pichanga valviviana. 

 

IV 

Al final de este cuento 

sigue existiendo una isla que tiene mar y océano 

entre tres continentes.

 

Al igual que Inés de nadie

su corazón está bien repartido, 

su columna vertebral pétrea,

falsamente une pueblos,

a través de sus montañas,

canales invisibles hacen circular  maná de Hotu Matua.

***

Son furia olvidada, son sus tierras de frontera,

son sus pasos de montaña, su corazón al tiro.

Es y no es.

Pacífico enfurecido, costa sin fin.

 

Tierra huasa que continúa en el emerge.

 

 

 

 

 

de como ser neftalí reyes

Al final de la vida nos espera la muerte. Esta sea quizás la que consagre definitivamente la obra de los grandes artistas, de repente su obra se transforma en una extensión de su vida, se transforma en la única expresión tangible, material y palpable de lo que alguna vez fueron en este mundo.

Una gran parte de esa vida, en el caso de los poetas transcurre en sus casas, en sus moradas, en sus refugios donde poder encontrarse a solas con ellos mismos y con la palabra. Hoy desde Verde Luna queremos rendir un sentido homenaje a la vida y obra de uno de sus más curiosos representantes, Neftalí Reyes.

Tres son las casas en las que este curioso poeta vivió de como adulto, fuera de la clandestinidad que le supuso la persecución en tiempos de Videla; Chascona, Sebastiana e Isla Negra, esta última sin nombre. A estas tres curiosas viviendas pudo habérsele añadido una cuarta casa, que tan solo tomo cuerpo en su imaginación y en una maqueta que puede apreciarse cuando el visitante acude a la primera de ellas.

La-Chascona
La Chascona

Todas tienen algo de particular, en todas están presente una serie de elementos comunes: la esencia femenina, el mar, el coleccionista de antigüedades y objetos estrambóticos, el gusto por espacios únicos y hechos a medida… entrar en cada una de estas cuevas poéticas sería equivalente a darse un paseo por el interior de la mente de Neftalí Reyes quien quiso a la mar, quien quiso ser marinero en tierra y describir las olas en verso.

La-Sebastiana
La Sebastiana

La mar es sin duda el elemento más recurrente en todas ellas, las viviendas lo son sobre las olas de un mar en calma imaginario, el suelo cruje imitando quizás a la cubierta de un bergantín, los mascarones de proa invaden salones, hay campanas que no llaman a cubierta sino a la mesa… en la Chascona tan solo hay que imaginarselo pero en el resto son realidades más o menos cercanas. La Sebastiana se yergue sobre la bahía de valparaíso, desde tan arriba Neftalí podía comprobar desde su catalejo que barcos entraban y que barcos salían, olía a mar, contemplaba la puesta del sol. Desde isla negra lo que era promesa en la lejanía se transforma en rugido del mar, el blanco espumante (como el mejor Valdivieso), de las olas es una realidad y hasta su tumba, es como una proa vacía que penetra simbólicamente en el mar.

Isla Negra
Vista del Pacífico desde Isla Negra

No deja de llamar poderosamente la atención su gusto, su extraño gusto por el coleccionismo ¿qué haces Neftalí con un viejo caballo de tienda? ¿ o con una red de pescador? ¿o con un remo? ¿o con una extraña colección de colecciones? ¿con esas máscaras? ¿con una colección de  insectos  disecados?

Las tres casas de Neftalí Reyes, nombre menos conocido de Pablo Neruda, son sin duda museos de la vida, homenajes a la misma y a la misma (no puedo evitarlo), la viva expresión de una pura contradicción: ¿se puede tener tres casas, ser un prodigioso y sibarita coleccionista de arte y antigüedades y al mismo tiempo ser comunista? ¿no deberían ser cedidas al mismo pueblo descrito en “Canto general”?

Sea como sea y recordando las acertadas palabras de Benedetti “La vida no es más que el bello camino que conduce hacia la muerte”, y hacia ella es conducida Neftalí Reyes junto a Matilde Urrutia a través de la proa imaginaria de un barco invisible que a su vez sirve de tumba y transporte a través de las olas de la vida/muerte y de un falso Pacífico.  Quizás ahí radique la misma esencia de la poesía: en ser esencia y apariencia.

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 1.100 veces en 2014. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 18 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Vine al desierto

DespertarAutor: David2

Del trabajo: “Perro Vago”

“También fui calma,

tsunamí perezoso que una vez fue onda en lago,

y furia en la calma,

entre el espacio y el espacio que habita un soneto”

El autor.

 

———————————–

Vine al desierto huyendo del altiplano,

buscando el pan.

En mi fuero interno en algo estas estepas desoladas,

esas altitudes sin dueño pero con nombre,

me recordaban al añorado Himalaya.

 

Recostado en la profundidad de la noche andina,

tan sólo escuchando alaridos,

desperté en mitad de esta inmensidad.

Pensándolo bien, puede que sea mi pequeñez la que me intimide,

esa sensación de estar encogido, de casi no ser.

 

Estaba en eso, buscando  recordar,

sumido en la soledad más absoluta.

En los amaneceres meditaba buscando la apertura del loto,

de aquel despertar que catapultará alguno de los muchos cuerpos,

que nos componen.

 

Gran parte del viaje,

estuvo jalonada de turistas ansiosos.

Tan sedientos de polvo, sal y nada,

como mi persona.

 

Sumido en este delirio estaba y, de repente,

escupí fuego, mi hálito vital se evaporó,

o fue disuelto entre la arena.

 

Me senté y cruzado de piernas, esperé.

Las visiones empezaron pronto,

llegó la noche, me alcanzó la duda,

y noté que ya no había materia,

pleno de inquietud era cauce de luz,

un torrente puro de luz blanca desatado.

 

Esto ví:

-desaparecidos que ronroneaban nombres,

-a Lawrence de Atacama disparando al aire,

-una poderosa erección de estrellas y conglomerados galácticos,

-la vía invisible de los incas,

-(aquella que de verdad conduce a la  ciudad de los Césares),

-el alma de todas las cosas y todas las cosas sin alma.

 

Y muchas otras cosas que contaré al oído,

justo un instante antes del Gran Despertar.

 

Dulce hija

Autor: David2

Del trabajo: “Perro Vago”

 

“Sin querer fui daño,

puñal en costado cual sirena deshuesada.

              Y creí que,

              todo en este poema era rima.”

El autor

——————————————————————————

Dulce Hija
Dulce hija

 

 

 

 

                                                                              

Diez bastones en línea,

la gloria encerrada entre tus pestañas.

 

Dos soles gobiernan cerca,

del plexo solar, de la dulce marea.

Solera en tus pasos,

de montera salvaje.

 

En la vereda,

que lleva a la alberca (a mojarse tocan),

tu verbo sereno replica… una, N veces.

Tú muñeca de porcelana,

tú ristre en boca,

amanecer sereno.

Tú recuerdo de juventud-boomerang.

Tú que ya te vas,

tú que eres.

 

Destapa la ventana,

de tus emociones,

sin saber cómo,

intuyes al atardecer de la mentira.

 

La suegra, es siempre oronda,

siempre satisfecha.

Contemplará,

mirará babeando la cópula deseada.

 

En verdad que la última esperanza

no está en los cabos ni en tus húmedas cuevas.

En verdad que ese lugar se encuentra,

tan sólo en tu vientre,

en esa fértil promesa sin semilla.

 

Mejor piensa, ¡Oh, qué hermosura de huevo!

Ahora por fin sencilla, cuidada, amada.

Ahora por fin respetada.

 

Y mientras la mujer camina,

la dulce hija se desvanece.

Mientras la madre toma forma,

la dulce hija es escombro de hortensia,

dulce jarana de Yucatán,

extraño baile.

 

Yo también así te quiero,

en verdad, sin límites,

transparente en lo que eres y sin desmanes.

 

Y ese silencio…

Y esa rabia…

Y esa aurora….

 

… y esa dulce hija,

transmútese en todo y nada….

Dulce Hija
… dulce hija